Artículo publicado en la revista El Pulso Argentino, año III, Número 8, abril 2011).
Los problemas de las inundaciones urbanas en la Argentina van incrementándose año a año no tanto por el mentado cambio climático como por el desordenado crecimiento urbano y la insuficiencia de obras de infraestructura para afrontar los problemas. A pesar de los avances en los conocimientos técnicos y las herramientas de planificación territorial disponibles, son escasos o nulos los esfuerzos por desarrollar las ciudades con un sentido previsor de los problemas que toda urbanización conlleva. Asimismo los altos costos de las soluciones no suscitan el interés de los gobernantes por tratarse de obras y acciones “poco políticas”

Descargar PDF: F.Adler-CUANDO EL AGUA SOBRA

Foto: Ciudad de Santa Fe, inundación del año 2003 (Diario El Litoral)

Comentar sobre la nota

Comentarios

Franklin Adler

Autor Franklin Adler

Ingeniero civil hidráulico, ex docente, consultor y experto en la problemática hídrica del Tucumán y el país. Ingeniero Civil, orientación Hidráulica, de la Universidad Nacional de Tucumán (1969). Fue Jefe de Proyectos de obras civiles e hidráulicas y Jefe de Estudios Básicos en la ex Empresa del Estado Agua y Energía Eléctrica, Jefatura Región I (Noroeste) de Estudios y Proyectos 1969-1985. Fue jefe del proyecto del aprovechamiento hidroeléctrico Potrero del Clavillo (Tucumán y Catamarca) y aprovechamientos de la cuenca alta del río Bermejo (Salta). Ex docente en el Área Hidráulica (Presas de embalse e Hidráulica Básica) de la carrera de Ingeniería Civil de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología de la Universidad Nacional de Tucumán (1995-2011). Consultor de empresas privadas y organismos públicos en diversos temas de hidráulica, recursos hídricos y geotecnia. En particular en problemáticas de inundaciones y riesgos hídricos. Fue consultor en geotecnia en numerosas obras como la presa Piedra del Águila sobre el río Limay (Río Negro y Neuquén), de centrales termoeléctricas en la provincia de Tucumán, para el mineraloducto La Alumbrera y líneas de alta tensión para transporte de electricidad.   Casado, tres hijos, seis nietos.

Más publicaciones de Franklin Adler